jump to navigation

EL IMPERIO DE HITLER por Hartza. 21 enero 2009

Posted by paxceltibera in 08. LOS LIBRICOS..
trackback

El imperio de Hitler. Ascenso y caída del Nuevo Orden Europeo
Mark Mazower
Colección Memoria / Crítica
Páginas 784
Formato 15,5 x 23 cm
Encuadernación Tapa Dura
Código 969165
ISBN 978-84-7423-625-5

Mazower ya había tenido oportunidad de deleitarme con su excelsa Salonica, City of Ghosts (me temo que no existe aún edición en castellano, ¿a qué esperan?) y reconozco que, aún tratándose de un tema bien diferente en el que el término “deleite” no resulta precisamente el más oportuno, no deja de hacer lo mismo con esta obra. Y eso a pesar, o puede que gracias a, sus casi 800 páginas.

A pesar del tsunami que arrasa nuestras librerías de obras y obritas relativas a la segunda guerra mundial en general y al nazismo en particular, no abunda en absoluto el tratamiento desde una perspectiva histórica acerca de la puesta en práctica del “nuevo orden” en los territorios ocupados por los alemanes durante la segunda guerra mundial, así como de sus primeros orígenes teóricos y de las consecuencias que tal actuación ha tenido, incluso en nuestros días. Mazower, historiador de la universidad de Columbia, analiza este “nuevo orden” a lo largo de las tres secciones que componen su libro (“Por la Gran Alemania”, “El Nuevo Orden” y “Perspectivas”), poniendo de manifiesta no sólo el origen ideológico último del que bebía la ideología (y práctica) nazi, sino también las enormes diferencias que conllevó la ocupación en los diferentes territorios europeos así como la brecha abismal entre “ideología nazi al pie de la letra” y su aplicación a las circunstancias concretas.

Mazower parte de dos premisas básicas en su investigación: que el nazismo no fue sino la culminiación de un amplio proceso de consolidación nacional/estatal y de limpiezas étnicas que reestructuró Europa por completo a lo largo del siglo XX y que su mayor rasgo de originalidad fue el haber osado aplicar a poblaciones europeas blancas el mismo trato (si bien llevado al extremo) que éstas llevaban décadas, o siglos, aplicando a sus súbditos coloniales. (Hay quien afirma que ni siquiera fueron demasiado originales en esto, habida cuenta del precedente napoleónico.)

La traducción es de una calidad excepcional, la edición del texto no desmerece de la misma y la obra presenta una adecuada (por más que siempre deseemos una mayor profusión) de mapas e ilustraciones.

De traer a colación alguna dificultad, que no defecto, de este texto, deberíamos subrayar que en cierta medida requiere unos conocimientos previos más que regulares acerca de las figuras más representativas de la cúpula nacionalsocialista.
 

Conclusión: lectura obligada para los interesados en el período y que sólo conozcan el tratamiento de este tema llevado a cabo por Toynbee en La Europa de Hitler.

MAS

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: