jump to navigation

INICIACION A LA OBSERVACION DE AVES EN LIBERTAD ((1ª parte: Material) por Equix. 4 octubre 2007

Posted by paxceltibera in 05. CIENCIA Y NATURALEZA..
trackback

Como me consta que en este foro hay numerosos aficionados a la naturaleza y al disfrute que puede proporcionar ya sea una jornada campestre, una marcha de alta montaña o un simple paseo matutino por un parque público, se me ha ocurrido que quizás algunos de los miembros del foro (y todo aquel que se acerque a este) podrían añadir un aliciente mas a dichas actividades con el simple aditamento de unos pocos y baratos elementos extra y unas dosis de curiosidad y ganas de aprender.

Estoy hablando de la observación e identificación de aves en libertad.

¿Por qué dedicarse a la observación de aves?

La respuesta puede ser todo lo sencilla o complicada que queramos hacerla.

Para mí existen dos motivos básicos que hacen apetecible dicha actividad.

El fundamental es la belleza. Las aves son bellas.

Y no hay que pensar solo en pájaros exóticos, martines pescadores irisados, faisanes de largas colas y coloridos plumajes o en majestuosas rapaces.

Un sencillo gorrión común ya tiene su encanto, con ese andar a saltillos, su plumaje en filigrana de mil tonos de pardo y gris, sus característicos giros de cabeza, mirando como de soslayo…

Dennis Mojado. Wikimedia

En fin, que las aves son bonitas.

Y además, segundo motivo, en general son fácilmente observables. Se dejan ver. Conozco a estudiosos de determinados mamíferos que tras años de seguimiento, de salidas constantes al campo y largos periodos de acecho y espera, solo han podido ver a la especie objeto de sus desvelos en no mas de dos o tres ocasiones.

En general esto no ocurre con las aves. A poco atentos que vayamos, en un sencillo y corto paseo por un parque urbano, podremos observar fácilmente una decena de especies distintas de aves. Y no digo nada ya si nos “echamos al monte”.

¿QUÉ NECESITO PARA OBSERVAR AVES? O LO QUE ES LO MISMO….

MATERIAL Y MÉTODOS

Lo primero y fundamental de lo que debemos proveernos es de unas elevadas dosis de paciencia. Esto del “birdwatching” no va a ser fácil. Sí lo fuera, ¿qué interés tendría?

Lo siguiente, similares dosis de sentido común. Esto es válido para el desarrollo de casi cualquier actividad (sí exceptuamos movidas tipo “Jackass”), pero en el campo adquiere una cierta importancia añadida.

Lo que sigue son una serie de obviedades, pero no está de mas recordarlas:

La ropa debe ser adecuada a la estación del año y a las condiciones meteorológicas que se barrunten en la zona a visitar. Es interesante siempre echar un vistazo, antes de salir de casa, a los boletines y previsiones meteorológicas.

Igualmente importante es adecuar nuestra vestimenta, sobre todo el calzado, al terreno que vayamos a encontrar.

Sí, por ejemplo, vamos a ver acuáticas en algún humedal, es previsible que circulemos por zonas embarradas y sería interesante llevar en ese caso botas tipo “Katiuskas”.

En general, la ropa debe ser cómoda y permitir movernos con facilidad.

Muy importante (y también de sentido común) es elegir tonos y coloraciones lo menos vistosas posible: verdes, ocres o caquis y evitar los colores chillones. Tampoco es imprescindible, en principio, disfrazarse de “sniper”, que da mal rollo.

Seamos “buenos chicos” , esto es: nada de andar corriendo y a los gritos, tirar piedras al río o por los acantilados abajo, llevar un loro con la música a tope, etcétera. Se trata de no asustar a los animalicos, así que nos acercaremos con movimientos pausados, sin brusquedades y manteniendo el mayor silencio posible.

Y, ya entrando en “chicha”, nos proveeremos de unos buenos prismáticos, un cuaderno de campo y una buena guía de Aves.

MATERIAL ÓPTICO

Como estamos hablando de la observación de aves a nivel no profesional y como complemento de otras actividades campestres, nos centraremos en la elección de unos buenos binoculares, dejando de lado los telescopios terrestres, muy útiles para los profesionales, pero poco interesantes a este nivel.

Elegir unos prismáticos es en cierto modo parecido a comprarse un coche. Existen una treintena o mas de marcas en el mercado y encontraremos desde el equivalente a un utilitario, hasta un automóvil gran lujo, pasando por todas las gamas intermedias, tanto en precios como en prestaciones.

Existen tantas consideraciones y características técnicas a evaluar, y tantas marcas y modelos en el mercado, que hacer una comparativa exhaustiva excede con mucho los fines de este articulo, así que simplificaré lo mas posible, ¡Já!.

Sí ya tenéis unos binoculares, probablemente estaréis acostumbrados a su manejo, y en principio, si no se aleja mucho de las características ideales que comentaré a continuación, no será necesario comprar unos específicos para esta actividad.

Tipos de Prismáticos:

Simplificando un poco a efectos prácticos, existen dos tipos de prismáticos en función del sistema de prismas que usan, los tipo Roof (de techo, o tejado) y los de tipo Porro, que reciben su nombre por el inventor del sistema de dos prismas idénticos en cada cuerpo del binocular, el italiano Ignacio Porro.

En general los binoculares de prisma de porro tienen mayor volumen y peso, son menos compactos que los de techo y también algo mas frágiles. Su principal ventaja es que, suelen ser mas luminosos y transmiten mejor la luz que los de techo, que por el contrario suelen ser mas ligeros, mas robustos y también, a similares prestaciones, mas caros.

Considero que la elección de uno u otro sistema debe ir al gusto del consumidor.

Las dos características básicas de cualquier binocular son el aumento y la luminosidad, que vienen definidas por dos cifras que figuran siempre bien visibles: 8X30, 10×42….

El aumento viene definido por la primera cifra. Esto es sencillo, un aumento de 10 significa que un objeto situado a 1000 metros se observará a través de los binoculares como sí estuviera situado a 100 metros.

Lo ideal es que los aumentos sean 8 o 10. Aumentos menores pueden hacer difícil la observación de detalles identificativos de las aves, y aumentos por encima de 10 dificultaran la visión ya que cualquier pequeña vibración se verá magnificada.

La segunda cifra nos indica el tamaño en milímetros de la lente frontal u objetivo. Lógicamente a mayor diámetro, mayor luminosidad, mas luz entrará en el aparato y tendremos mejor visibilidad en condiciones de escasa luz ambiental.

La luminosidad viene dada por el resultado de dividir el diámetro de las lentes por el valor de aumento. Unos prismáticos de 10×42 tendrán un índice de luminosidad de 4,2.

Unos valores de luminosidad inferiores a 3’5 deben considerarse como bajos, e indican que el rendimiento óptico del prismático en condiciones de poca luz va a ser pobre, no estando indicados por tanto para usos que requieran claridad de imagen o buena visión en cierta penumbra. Si el índice de luminosidad se sitúa entre 3’5-4 los valores resultantes pueden considerarse como normales, siendo prismáticos con un rendimiento lumínico suficiente para variados usos. Los binoculares con valores superiores a 4 y hasta 5, pueden calificarse como luminosos, y su rendimiento teórico en condiciones de poca luz es ya alto. Finalmente, valores de luminosidad superiores a 5, y especialmente los próximos a 6-7, son decididamente muy luminosos, siendo óptimo su rendimiento a poca luz.

Para ornitología unos valores en torno a 4-5 son los ideales.

Estos valores son teóricos porque de la calidad de las lentes y de el tratamiento de que hayan sido objeto, dependerá que estos valores sean mejores o peores en la realidad.

Huiremos como de la peste de las lentes llamadas “orgánicas”, de material plástico y de rendimiento óptico limitadito, aunque eso sí, mas baratas.

En el extremo opuesto tenemos las lentes minerales, que en prismáticos de cierta calidad (y mayor precio) vendrán multitratadas o serán de las llamadas asféricas, que corrigen aberraciones ópticas, mejorando la nitidez, luminosidad y color.

Observando aves, difícilmente deberemos preocuparnos de la distancia mínima de enfoque, que suele rondar los 4-5 metros y no nos va a suponer ningún problema.

Problemas leves de visión (una ligera miopía, presbicia…) pueden compensarse y permitir el uso del prismático sin gafas.

Para esto existe en todos los modelos un sistema corrector de dioptrías. Este mecanismo suele estar situado en el ocular derecho o junto al cilindro central de enfoque. Su misión es corregir la posible diferencia de visión entre ambos ojos, para lograr una perfecta nitidez de imagen. El método clásico de ajuste consiste en enfocar un objeto (es ideal un periódico o letrero comercial) con el ojo izquierdo, moviendo el anillo de enfoque, y luego, con el ojo derecho y moviendo el ajuste de dioptrías enfocar nítidamente la imagen. El resultado final debe ser una visión igualmente nítida con ambos ojos.

Esta corrección ha de realizarse desde el momento que estemos probando los prismáticos en la tienda, para poder chequear sus prestaciones con seguridad.

Por supuesto, deben desecharse modelos que no dispongan de corrector de dioptrías.

Sí con esto no compensamos el problema, deberemos usar las gafas para observar a través de los prismáticos, por lo que buscaremos modelos que dispongan de oculares retraíbles. El anillo de goma que protege los oculares se dobla permitiendo una cómoda utilización de las gafas.

Peso, robustez, protecciones, accesorios, sistemas antiempaño (relleno de nitrógeno)… son factores a tener en cuenta.

En fin, no me enrollo mas en este tema. Pasemos al siguiente:

Bueno, está bien, yo tengo unos de “techo” tirando a carillos, de 10X25, muy ligeros, compactos y que suplen el índice de luminosidad algo bajo, 2’5, con una óptica inmejorable. Hasta que pude permitírmelos anduve muchos años con unos “rusos” de 8X30. Muy baratos y “guerrilleros”. Creo que ya no se encuentran.

A otra cosa:

LA GUÍA O MANUAL DE CAMPO.

Fundamental. Una guía de campo es un libro, de pequeño tamaño, manejable, en el cual encontraremos dibujos e ilustraciones de las aves que pueden encontrarse en una determinada región, así como descripciones mas o menos detalladas de su fisonomía, costumbres y hábitats, así como mapas de distribución mas o menos detallados. Supone una ayuda inestimable a la hora de identificar correctamente un ave, por lo que a la hora de hacernos con una deberemos ser cuidadosos en la elección, ya que, como veremos, la oferta del mercado es amplia y variada. Veamos que puntos deben ser tenidos en consideración.

1. El ámbito geográfico que abarca . La elección en este aspecto dependerá de por donde tengamos intención de movernos. En el mercado encontraremos desde las muy específicas, del tipo “Guía de Aves de la comarca de X”, a las mas amplias, que abarcan continentes enteros con sus territorios adyacentes, pasando por las guías de aves de un determinado país, etc.

2. Hay guías específicas dedicadas a un determinado grupo o tipo de especies, del tipo Guía de Aves Marinas de Europa, Guía de Rapaces, etc. En general están dedicadas a grupos particularmente atractivos, o a aquellos que por su dificultad precisan de un tratamiento mas pormenorizado.

3. Algunas guías se dedican solo a las aves mas habituales en el marco geográfico que abarcan. En principio nos interesarán mas aquellas que, además de incluir todas las especies existentes en la zona, aún las mas escasas, añaden aquellas que pueden ser observadas de forma puntual, tales como accidentales, divagantes, en tránsito migratorio…

4. Imágenes. Probablemente la parte mas importante de una buena guía. Y la pregunta del millón: ¿fotografías o dibujos a todo color?

En mi opinión (y creo que en general los expertos están de acuerdo en esto) resultan mas útiles las guías ilustradas con dibujos.

La finalidad de la ilustración o ilustraciones es poner de manifiesto los principales detalles que van a resultar importantes en la identificación de un ave, y, sí es posible, resaltarlos todos en una sola imagen. Esto resulta mas difícil de conseguir mediante fotografías: la posición del ave, la iluminación, el contraste, las sombras, etc., son factores que afectan negativamente a la identificación.

Por el contrario, sí ojeamos una Guía ilustrada con dibujos, observaremos que, en la mayoría, estos resultan no del todo realistas, son bastante planos, algo artificiales, en algunos casos casi caricaturescos y se presentan en posturas rígidas, poco naturales. Todo eso no son sino sutilezas del dibujante para, con el menor numero posible de dibujos, poner de manifiesto todos aquellos detalles que van a ser relevantes en la identificación.

Mi apuesta a este respecto es, pues, clara: dibujos a colorines.

La siguiente fotografía podría ilustrar perfectamente un manual de identificación.

El autor

http://www.lume.org/weblog/category/fotografia/ornitologia/ la identifica como una Lavandera Cascadeña (Motacilla cinerea). Veamos que encontramos al respecto en dos de mis guías favoritas ilustradas con dibujos:

Esta lámina está escaneada de mi vieja Heinzel:

Y aquí las láminas dedicadas a las lavanderas en la afamada Peterson:

En las guías fotográficas que he manejado no suele haber mas de dos o tres (en el mejor de los casos) fotos para ilustrar cada ave, y aún así, resulta mas difícil resaltar los detalles que van a ser útiles para una correcta identificación, cosa que, sí observáis la lámina de Peterson, se solventa en las guías ilustradas con dibujos, complementado con MAS dibujos de detalles específicos (caso de las cabezas) y/o con flechas que los resaltan.

En fin, mi consejo es claro en este aspecto. A por una de dibujitos.

Mas cosas.

Además de la representación gráfica de los bichos en cuestión, en las guías se incluye una descripción con mayor o menor detalle del aspecto del animal, las variaciones de plumaje con que puede presentarse, así como algunas pautas de comportamiento que pueden resultar útiles para la correcta identificación, una descripción del tipo de reclamos que emite y el habitat/s que suele ocupar.

También incluyen mapas con la distribución de las distintas especies, discriminándose en ellos sí su presencia en los distintos territorios es continuada o son visitantes estivales, invernantes, divagantes….

En general las guías disponibles en el mercado pueden disponer toda esta información básicamente de dos formas. Para explicarlo correctamente mas vale una imagen:

Sí abrimos la Heinzel por cualquier página, nos encontraremos esto:

En una página la ficha completa del ave, incluyendo la descripción de que hablaba mas arriba y el mapa de distribución, y en la opuesta la representación gráfica de la misma. Toda la información disponible de un vistazo.

Otras guías, como la Peterson, han optado por situar todas las láminas en las páginas centrales del libro (con un pequeño resumen en la página opuesta), la información escrita a lo largo del cuerpo del libro, y los mapas al final.

Personalmente me resulta mas cómodo el primer método, aunque con el manejo continuado y la práctica, el otro sistema no resulta en exceso engorroso.

En el mercado existen numerosos títulos. Mis preferencias creo que han quedado suficientemente expresadas mas arriba. Para el ámbito peninsular y europeo, por este orden:

-Heinzel, Fitter y Parslow.- Manual de las Aves de España y Europa. 1992. Ed. Omega. Con diferencia, al menos en la edición que tengo, la mas manejable. Editada en rústica. 12×19 cm. 320 páginas.

-Peterson, Mountfort y Hollom.- Guía de Campo de las Aves de España y Europa1995. Ed. Omega. Todo un clásico. Tapa dura. 12×20 cm. 624 páginas.

-Jonnson, Lars. Aves de Europa con el Norte de Africa y el Próximo Oriente. 1994. Ed. Omega. Preciosas láminas. Menos manejable que las anteriores. 14×21 cm. Tapas duras, 560 páginas.

EL CUADERNO DE CAMPO

Finalmente, resulta recomendable salir al campo provistos, de una libreta de notas en la que se, si se da el caso de no poder identificar un ave determinada “in situ”, se apuntará todo aquello consideremos que nos puede resultar útil: pautas de conducta, actitudes y comportamientos, así como colores y marcas llamativos (color de pico y patas, franjas alares, color del obispillo, presencia de crestas o grupos de plumas largas etc..) y, sí tenemos buena mano, dibujar un boceto del bicho remarcando lo que nos llame la atención y pensemos que puede resultar útil.

No son aconsejables en este caso ciertos ejercicios memorísticos que pueden llevar a error y mas vale tenerlo todo apuntadito.

Y ya. En una segunda parte hablaremos con mas detalle de los métodos, trucos y demás cosillas útiles. Veremos un poco de anatomía, variabilidad mórfica, comportamiento, etc..

ALGUNAS DIRECCIONES DE INTERES

Organismos internacionales:

Birdlife Internacional.

Cita:
BirdLife International is a global Partnership of conservation organisations that strives to conserve birds, their habitats and global biodiversity, working with people towards sustainability in the use of natural resources.

Organismos y asociaciones Estatales:

España
Sociedad Española de Ornitología, SEO-BirdLife.

Cita:
SEO/BirdLife es la Sociedad Española de Ornitología, una asociación científica y conservacionista fundada en 1954 dedicada al estudio y la conservación de las aves y de la naturaleza. Es por lo tanto la decana de las ONG de conservación de la naturaleza en España, con más de 50 años de actividad ininterrumpida. Está declarada de Utilidad Pública y ha recibido, entre muchos otros, el Premio Nacional de Medio Ambiente (1994) y el Premio BBVA a la conservación de la biodiversidad (2004).

Portugal
SPEA; Sociedade Portugesa para o estudio das Aves

Reino Unido
RSPB, The Royal Society for the Protection of Birds

Atención a su Guía de Aves en la cual se incluye, además de las habituales descripciones, mapas de distribución y otros datos de interés, la posiblidad de escuchar el canto de cada ave en cuestión.

Francia
LPO, Ligue pour la Protection des Oiseaux

Una asociación muy activa, y una página muy interesante.

Bélgica
BirdLife Belgium (Natuurpunt – Natagora)

Natuurpunt (en flamenco).
Natagora (en francés)

Italia
Lega Italiana Protezione Uccelli (LIPU)

USA
Nacional Audubon Society

Argentina
Aves Argentinas fundada en 1916.

Anuncios

Comentarios»

No comments yet — be the first.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: