jump to navigation

DE ALEMANES A NAZIS, 1914-1933. 29 septiembre 2007

Posted by paxceltibera in 08. LOS LIBRICOS..
trackback

Peter Fritzsche.
Siglo XXI editores (2006).

Hace algunos años, el profesor Roger Griffin (1) entró en el campo de la historiografía del fascismo con una nueva idea, hasta cierto punto, novedosa; la del ultranacionalismo popular.

Griffin hacía hincapié en un factor un tanto dejado de lado a la hora de abordar el asunto del fascismo. Un factor que podría resultar incómodo al poner en evidencia que, en lugar de una población engañada, los países fascistas tuvieron un apoyo conforme (que no conformista) a las directrices del fascismo.

Más allá de las superadas y politizadas concepciones marxistas sobre el origen y desarrollo fascista, dicha cosmovisión (o como algunos dicen, religión-política) fue en el período de entre guerras una verdadera alternativa al sistema burgués heredado de las revoluciones del XIX o, por otro lado, a la opción soviética. Una alternativa totalitaria que abrazaron muchos ciudadanos de Europa y no tanto de consideraciones puntuales o extraordinarias.

Por su parte, P. Fritzsche, con el libro que nos ocupa enfoca el Tercer Reich desde un punto de vista muy semejante al de Griffin, salvando las diferencias.

Efectivamente, estamos ante una nueva obra que pretende apuntar ciertos elementos para hacer compresible el huracán fascista y más concretamente, Nacional Socialista.

Mientras que a nivel histórico no aporta nada que no haya sido incasablemente escrito a lo largo de la ingente producción sobre el régimen de Hitler, su tesis si resulta original por cuanto apuntala el desarrollo y consagración del régimen nazi en elementos conocidos pero diluidos en la amalgama de otras teorías sobre el asunto.

Así, la idea principal del trabajo del Fritzsche presenta un Nacional Socialismo verdaderamente querido por una amplia base ciudadana alemana. Cierto que hechos bien conocidos como el Tratado de Versalles, la Crisis del 29, la incompetencia de la República de Weimar, etc influyeron de manera más o menos decisiva en la consagración de las ideas de Hitler, pero para Fritzsche, el elemento imprescindible, definitivo fue el nacionalismo popular. Un pueblo que veía el nazismo sin tintes oscuros, sino con confianza y esperanza. Aunque a diferencia de otros escritores más interesados y dogmáticos, no busca la culpabilidad del pueblo alemán, tampoco lo exime de responsabilidades.

Así, formalmente, el autor divide su obra en cuatro episodios de la historia alemana previa a la SGM: Julio 1914, Noviembre del 18, Enero del 33 y Mayo del mismo año. Todas son fechas sobradamente conocidas, pero que hacen presión sobre las manifestaciones populares de nacionalismo. Resulta curioso que el autor retrotraiga tan atrás, como es julio de 1914, el proceso que desembocará en el régimen nacional socialista.

Griffin nos muestra el nacional socialismo como una de las concreciones del nacionalismo popular. Nacionalismo alejado del tradicional sentir burgués, objeto de los partidos típicos conservadores o institucionales, como fue el del II Reich y que por esa misma razón sucumbió a la Gran Guerra.

(1) The Nature of Fascim, Pinter, 1991 (2ª Edic. 1993, Londres, Routledge). No ha sido traducido al castellano.

Egonio.

Anuncios

Comentarios»

No comments yet — be the first.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: