jump to navigation

SILVERIO CAVIA, ALMA MATER DE CELTIBERIA.NET. 29 julio 2007

Posted by paxceltibera in 06. LA APOLOGIA DE LA PALABRA..
trackback

SILVERIO CAVIA, ALMA MATER DE CELTIBERIA.NET.

No hace falta insistir demasiado en la explicación de por qué afirmamos que Celtiberia.net es uno de los portales sobre historia antigua más importantes del área castellano parlante. 
Miles de visitas diarias y usuarios registrados, toneladas de bytes de información, una interfaz sencilla y abierta a la participación de todo el mundo… con un solo fin: el intercambio de conocimientos en el ámbito histórico cultural de la Península Ibérica. 
Con motivo de la puesta en marcha de la nueva versión de Celtiberia.net, más moderna y dinámica, hemos querido conocer un poco más la visión de la persona que lleva las riendas del portal: Silberius. 

1-.) Hemos hablado de lo que es Celtiberia.net hoy en día, sin embargo, no siempre fue así. Muchos recordamos aquella web, con sus diseños originales (aquellas imágenes en el lado izquierdo, con motivos célticos …) en tonos ocres… 
Cuéntanos cuales fueron las motivaciones iniciales de lo que muchos conocemos, cariñosamente, como la celti .
 

En realidad, todo comenzó de una forma muy espontánea. Recuerdo que Celiuka y yo volvíamos a casa (vivimos en un pueblo), y al asomar a lo alto de uno de los repechos de la carretera, desde el que se divisan tres potentes castros turmogos, pensé… sería bonito que cada una de las personas que tenemos interés en el pasado prerromano de la Península Ibérica, nos subiésemos una noche al castro más cercano a nuestra casa, y que alguien en el norte, al caer la noche, prendiese fuego a una hoguera, y los más cercanos, al ver la señal, prendiesen fuego a su propia hoguera, y así ir extendiendo este mensaje luminoso. Entonces surgió la idea de crear un sitio web en el que todos los interesados en el pasado prerromano de la Península pudiéramos encontrarnos y compartir información sobre la cultura prerromana.

2-.) El espíritu que regía Celtiberia.net, en sus orígenes, se basaba en la convicción de una comunidad virtual, pero real: “la primera ciudad celtibérica después de los romanos” con solo un par de normas: el sentido común y el respeto mutuo. ¿Después de tantos años, como ves la evolución de Celtiberia.net en este sentido?. 

Pues creo que ha pasado de ser aquel proyecto utópico de una comunidad de individuos que se respetan, a ser una comunidad de individuos obligados a respetarse. Lo que quiero decir es que ahora hay normas estrictas de comportamiento, y penalizaciones a quien las incumple. Algo mucho más cercano a la sociedad real en la que vivimos, que todo está regulado.

3-.) En el año 2004 Celtiberia.net echó el cierre con carácter indefinido. Un troll destruyó la ilusión que mantenía vivo el portal. Sus calles quedaron desiertas y tan solo podía visitarse desde fuera, como quién contempla unas ruinas milenarias. 
Con motivo de los tristes acontecimientos que sacudieron el país el 11 de marzo de 2004, abres de nuevo el portal. Consciente de la gran cantidad de usuarios de Madrid que moraban por Celtiberia.net, el portal se convirtió en un lugar de reencuentro para la tranquilidad en tan nefastos momentos. 
¿Como recuerdas aquellos trágicos días?.
 

En esos momentos tan duros, fuimos conscientes por primera vez de que Celtiberia.net era una auténtica comunidad humana, un lugar de encuentro más allá de espacios geográficos e ideológicos y que, a pesar de la meditada decisión de cerrar la participación en el portal, debíamos abrirlo inmediatamente. Fueron momentos duros hasta que todos los usuarios de Madrid que conocíamos fueron apareciendo por el portal para decir que estaban bien. 

4-.) El troll que destruyó aquella hermosa ilusión excedía el propio ámbito virtual en su fanatismo irracional. Aquel sujeto, no dudó en proferir insultos y amenazas que superaban el medio cibernético. Hubo incluso apuntes hacia el ámbito judicial para resolver el asunto. Sin embargo, tu idea inicial sobre una comunidad abierta a todo el mundo persistía. Seguiste creyendo en una Celtiberia.net libre de dogmas. Muchos usuarios de valía, que pedían mano dura, abandonaron la ciudad. 
¿Qué pasaba por tu cabeza en aquellos momentos?.

Recuerdo una tensión insoportable. No podíamos creer que un proyecto así, hecho desde la ilusión, y puesto en marcha con la buena voluntad de un montón de usuarios, podía convertirse en una pesadilla, por culpa de una sola persona. La lógica nos decía que debíamos dar de baja el portal: no era un proyecto empresarial y nos costaba bastante dinero mantenerlo vivo cada mes, y que encima nos trajese problemas de esa magnitud, era lo último que queríamos. Pero por otro lado, nos sentíamos responsables de un proyecto único, y no podíamos echar a perder tantos conocimientos almacenados en Celtiberia.net; Podríamos haber tratado de denegar el acceso a ese usuario, pero queríamos que entendiese que no éramos culpables de sus acusaciones. Desde luego, aquel suceso fue un bofetón enorme. Perdimos mucha de aquella inocencia-inconsciencia que nos hacía creer en la bondad del ser humano. El proyecto siguió en pie, abierto a todo el mundo, tratando de que todas las propuestas tuviesen un hueco, y pudiesen ser analizadas, con la esperanza de que esto enriquecería al lector. El problema, claro, es que se pierden los modales, y se hace imposible este análisis.

5-.) En mi opinión, el éxito de Celtiberia.net se basa en la posibilidad de interacción. Hoy día son muchas las webs que tienen foros. La proliferación del Php, asp, es habitual en estos tiempos. Sin embargo, cuando Celtiberia.net nació, este asunto era pionero. Más aun en España, donde las tecnologías entran tarde, mal y caras. 
¿Dónde crees que radica el éxito del portal?.
 

Yo diría que en el hecho de ser un desarrollo a medida, creado para facilitar la interacción. Celtiberia.net se basa en un software propio, desarrollado expresamente para este proyecto, y eso permite manejar de forma bien diferenciada las distintas informaciones que conforman el contenido del portal (artículos, lugares geográficos, preguntas y respuestas, imágenes y un sencillo foro social). Más que comparar nuestra web con un foro, lo comparo con un sistema de Gestión del Conocimiento, muy colaborativo. Creo que en este sentido, Celtiberia.net se adelantó al fenómeno llamado “web 2.0”, y con la actual versión 3, lo lleva a unos límites muy interesantes, por cuanto, además de permitir que el usuario añada contenidos a la web, le permite aportar su opinión acerca de la idoneidad de los contenidos, sin sentirse influido por la opinión de otros usuarios (lo que llamamos la sabiduría del grupo).

6-.) El crecimiento de Celtiberia.net pedía un cambio formal que por fin está en vigor: más dinamismo y control, aparte del nuevo diseño, más moderno y operativo, que son las señas más evidentes del cambio. Características que, obviamente, se alejan, definitivamente, del concepto original del portal, más sencillo y familiar.  Por el contrario, a nivel de contenidos, has optado por recuperar el espíritu del portal, centrado en la Prehistoria e Historia Antigua de la península, así como la Edad Media y haciendo mención al interés por promocionar el medio rural. 
¿Crees que estos cambios, sobre todo en el contenido del portal, pueden provocar una huída de usuarios que habían sido atraídos por los temas no esenciales del portal, como podría ser la política?. O por el contrario, ¿opinas que revitalizará el portal, especializando las intervenciones y apartando a Celtiberia.net de lugares más genéricos como puede ser la Wikipedia?
 

Yo creo que las personas que participan en Celtiberia.net lo hacen, sobre todo, porque les interesan los temas de historia y prehistoria, con lo que no creo que abandonen. Los abandonos que ha habido han sido por otros motivos más personales. En todo caso, habrá un buen porcentaje de usuarios que se sentirán más a gusto en un lugar libre de la tensión que generan los debates sobre temas contemporáneos. 

7-.) Con estos nuevos cambios, Celtiberia.net se rodea de un nuevo balón de oxígeno que la permitirá viajar otros tantos años entre el mar de ofertas de la red. ¿Qué esperas del futuro de Celtiberia.net.?

Pues tampoco tengo grandes espectativas… me gustaría que ganase en credibilidad. Con esto no quiero decir que en Celtiberia.net sólo vaya a encontrarse una versión de las cosas. Me refiero a que sea un lugar donde poder contrastar y comparar opiniones documentadas, y que el usuario pueda formar su propia opinión. Esto formaba parte del espíritu original del proyecto, pero creo que ahora estamos más capacitados para lograrlo.
Confío en que la nueva versión que hemos estrenado, junto con las nuevas normas, ayuden a que algunos de los valiosos usuarios que abandonaron la ciudad hace tiempo, regresen. Pero vamos, esto, como en un negocio: cuesta mucho ganar un cliente, pero perderlo es muy fácil, y muy difícil de remediar.

8-.) No obstante, tal vez en tu cabeza se han quedado cosas por hacer con la nueva versión. ¿Es así?¿Aguarda alguna sorpresa más en el futuro inmediato de la web ?. 

El siguiente paso, es el desarrollo del prometido INTOCEL (Índice Toponímico de Celtiberia). Dentro de no mucho tiempo, podremos disfrutar de una versión de Celtiberia.net para ser vista desde el móvil. Algo muy liviano y rápido de cargar. En principio, la prioridad será poder consultar desde el móvil los poblamientos que tenemos cerca cuando estamos de viaje. Después llegará el resto de secciones. Hay más ideas por ahí rondando, pero serán una sorpresa si salen adelante.

9-.) Como buena ciudad virtual, Celtiberia.net ha ido creando una especie de argot propio de uso común en sus foros y que casi todos los usuarios entienden. Entre ellos, se ha estereotipado una especie de clasificación: de un lado aquellos usuarios conocidos como “esotéricos”, cuyas intervenciones son la causa de los irascibles comentarios de otro grupo de usuarios “oficialistas”. Entre ambas tendencias nos encontramos la inmensa mayoría de los usuarios que en no pocas ocasiones sufrimos las consecuencias de sus enfrentamientos.

¿Cómo ves esta situación?. ¿Te has planteado algún medio concreto para encauzar estos momentos de tensión o prefieres “el imperio de la Ley” de las nuevas normas de Celtiberia para mantener a raya las situaciones adversas?. 

Lo que veo es que, en muchas ocasiones, tanto los “oficialistas” como los “alternativos”, se creen atacados por la administración del portal, y creo que eso es bueno en cierta manera, porque nos pone en un situación de cierta “independencia ideológica”. A mi me parece bien que en Celtiberia.net se publiquen propuestas “alternativas”, siempre que se hagan de una forma seria, porque creo que al debatir en torno a ellas, se aporta una información valiosa que el lector puede contrastar, para extraer su propia conclusión.
El problema es que muchas veces se publican propuestas sin ningún tipo de aval, ni demostración tangible, que parten del argumento de que todo el conocimiento “oficial” está equivocado… y entonces se convierten en una cuestión de fe: o crees en ello, o no, y el debate se torna imposible.
La nueva versión de Celtiberia.net pretende dejar en manos de los lectores la valoración de la calidad de las informaciones que se publican en Celtiberia.net. Para ello, estamos probando un sistema denominado “la sabiduría del grupo”, que utilizará técnicas de inteligencia artificial para, en base a los votos de los usuarios, indicar qué informaciones no gozan de la credibilidad de la mayoría de los usuarios del portal. Ahora mismo, el algoritmo que controlará este sistema está en proceso de aprendizaje, pero yo tengo confianza en este “invento”.


10-.) “Celtiberia, celtiberia, celtiberia…”. Es el estribillo de uno de los temas más famosos de la banda autoclasificada como Folk Ficticio “El Espíritu de Lúgubre”. Es obvio que Celtiberia tiene una gran importancia en tu vida. ¿Por qué? ¿Qué significa para ti Celtiberia?. 


Vivo en una comarca con un gran poso protohistórico y prehistórico. Allá donde mire, hay una montaña o una colina, con un castro en su cima. Desde pequeño me atrajo mucho ese mundo de los antiguos, de aquellos pueblos remotos… con el tiempo fui descubriendo que aquello que me enseñaron en el colegio, de que cuando los romanos llegaron a la Península Ibérica se encontraron con cuatro pueblos que vivían poco menos que en el Neolítico, no era cierto. Descubrí la cultura del hierro y me fascinó. Esas gentes viviendo allá arriba, la llegada de Roma… la edad del hierro tenía, a mis ojos, un componente muy potente de romanticismo trágico. Al final, Celtiberia, más que ser un espacio geográfico, se convirtió en una marca, en una sensación, en el fin de una época y de una cultura. Ya digo que todo puro romanticismo.

11-.) Es obvio que tu interés por la historia y el sentir popular de la gente sencilla es muy profundo. Celtiberia.net y El Espíritu de Lúgubre son buena prueba de ello. ¿Como concibes ambas actividades?

Bueno, Celtiberia.net me cuesta dinero, y con El Espíritu de Lúgubre… me pagan por tocar… ja, ja. Ahora en serio. Ambos son mis proyectos personales más queridos, pero a veces, con Celtiberia.net me pregunto para qué estoy haciendo eso. ¿Para qué invierto tiempo y dinero en mantener un proyecto así?. Hay mucha gente que se piensa que detrás de Silberius hay una institución que respalda el proyecto y lo soporta económicamente, pero no es cierto. La motivación suele ser que es un proyecto único (quizá sea pasión de padre), y que aunque da malos ratos, hay mucha gente que vive en él, y se esfuerzan por aportar conocimientos, y merece la pena mantener. El Espíritu de Lúgubre me da otras sensaciones. La música es un lenguaje atávico y universal, que permite subirte a un escenario y acercar a las gentes del siglo XXI a un mundo rural ya casi extinto, a sus tradiciones y sensaciones, y también a las guerras de los pueblos indígenas contra Roma. Me lo paso muy bien.

12-.) Estamos hablando de “El Espíritu de Lúgubre”, una banda de Folk donde Silberius es Silverio Cavia, ese cantante que viste de negro y porta una poblada barba, que, además, es el miembro más antiguo de la banda y principal compositor.
En tu web, hablas de una “amplia experiencia en los escenarios”. Cuéntanos un poco sobre tu trayectoria musical. ¿Solo fue “El espíritu…” o venías de otras formaciones?. Por cierto… ¿Qué es el Folk Ficticio?.

Antes de llegar al folk, toqué otros palos muy dispares, aunque no de una forma tan seria como en “El espíritu…”. Aquí toco la triki y el acordeón, pero antes fueron los sintetizadores mi herramienta musical. Mi gran pasión siempre han sido los órganos de tubos, y tocar obras de Bach. Colarme en las iglesias para dar un tiento al viejo órgano, y que el cura de turno me échase con malos modos fue algo más o menos habitual en mi juventud.
Y sobre el folk ficticio… aunque considero imprescindible conservar la música tradicional tal cual la hemos recibido (y creo que ya hay gente muy válida haciéndolo), mi visión va por otro lado. Trato de acercar la esencia de esa música tradicional al público del siglo XXI… de hacersela más accesible, y para ello compongo temas nuevos, que recuerden esa esencia original, pero que sean composiciones actuales, con arreglos actuales y sonoridad del siglo XXI. Es pura invención, aunque parece auténtico. Eso es folk ficticio. Un amigo dijo una vez que toda la música tradicional, en su origen era novedad, y tiene mucha razón. Un poco por ahí van los tiros.

13-.) Salta a la vista que no dudas en gastar tiempo y dinero en pro de una idea que se repite en el espíritu inicial de la Celti y en tu banda de Folk Ficticio: el medio rural. inyectar energía a un mundo que poco a poco se pierde ante los avatares del tiempo. ¿Por qué Silverio? ¿Cuál es tu visión del mundo rural?. ¿Crees que el futuro deberá recocer una forma de vida que por antigua no está obsoleta?.

Bueno, yo vivo en el mundo rural. Hasta hace un par de años, vivía en una aldea con 6 habitantes, y ahora en un pueblo un poco más grande, con 300, y veo la cruda realidad. En 15 o 20 años, muchas de las aldeas que me rodean, estarán despobladas, y sin población, sus recursos serán expoliados o se perderán. Pero además, y que es mucho peor, muchos de los ancianos que aún viven, y que atesoran en su memoria una cultura ancestral, con sus tradiciones y conocimientos heredados, se morirán, y todo esto se perderá con ellos. Y me parece tan triste y terrible, que no puedo quedarme con los brazos cruzados. Tenemos en marcha el proyecto Territorio Rural ( www.territoriorural.es ) que pretende la promoción y desarrollo del medio rural a través de las artes, la cultura y la tecnología. No se trata de volver a vivir como vivían mis abuelos, sin luz eléctrica ni agua en casa. Se trata de conservar su cultura, de no dejar que se pierda para siempre. De ponerla en valor. De hacer de ella un recurso, y generar interés por ese recurso. En los conciertos que hemos dado en institutos y colegios, ante chavales, el mensaje final es el mismo: coge mañana mismo tu videocámara, y graba a tu abuela cantando todos los cantares que se sepa, explicando cómo se blanqueaba la ropa con ceniza, y todo lo que pase por su cabeza. Grábalo, porque aunque hoy no te interese, puede que te interese al año que viene, y ella ya no estará. Es la oportunidad de oro de trasladar esos conocimientos almacenados en un soporte efímero, a un soporte duradero. Así de duro. Es la última oportunidad para crear un archivo de conocimientos autóctonos.

14-.) No deja de ser curioso el contraste entre tu pasión por el medio rural y tu ámbito profesional, que abarca uno de los campos más punteros a nivel tecnológico: Internet y el desarrollo web. ¿Crees que las últimas tecnologías son compatibles con el medio rural?. ¿Tal vez la vida rural debe abrazar la tecnología para su supervivencia?.

No sólo es que el mundo rural sea compatible con las últimas tecnologías… ¡es que las necesita!. Hace sólo 2 meses que tengo conexión a internet de alta velocidad en casa… ahora, por fin, puedo trabajar desde el pueblo, sin tener que subir a Burgos todos los días. Y aunque a algunos les parezca una bobada, para otros nos supone un gran argumento para fijar población en el mundo rural. El mundo rural necesita gente joven y servicios, y en estos servicios, las comunicaciones tienen un gran valor. La fijación de población es un tema complicado que no se arregla con una conexión a Internet, claro, pero son pequeños granos de arena que ayudan. Claro, que todo esto choca con la actitud de algunas administraciones, que lo que persiguen es la centralización de la población, para optimizar sus inversiones en servicios. Creo que el siglo XXI nos ha pillado por sorpresa, que nos pensábamos que iba a tardar más en llegar… y no hemos avanzado tanto como teníamos planeado.

15-.) En fin, muchas gracias por concedernos algo de tu escaso tiempo y si quieres añadir algo más pues este es tu lugar…

Pues nada más. Os agradezco mucho que hayáis pensado en mi, y que me hayáis dado la oportunidad de hablar de estos temas que tanto me interesan.
Salud y ánimo con vuestro proyecto.

CELTIBERIA.NET.
ESPIRITU DE LUGUBRE.

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: